Inicio CBD ¿Es seguro conducir con CBD? Los científicos están preocupados por 1 efecto secundario.

¿Es seguro conducir con CBD? Los científicos están preocupados por 1 efecto secundario.

Por droga

¿Es seguro conducir con CBD? Los científicos están preocupados por 1 efecto secundario.

El mundo del CBD está creciendo. Ahora que se encuentra en todo tipo de productos especiales, como gomitas, cremas, deportes e incluso golosinas para mascotas, los evangelistas detrás del ahora famoso cannabinoide lo encuentran aplicable en casi cualquier situación. Desde la relajación posterior al entrenamiento hasta un baño de productividad a media tarde. Mientras tanto, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos ha insinuado que algunos de los efectos del CBD a veces no son muy útiles, por ejemplo, al volante de su automóvil, incluso si ni siquiera lo coloca.

El tetrahidrocannabinol (THC) es el químico responsable del subidón característico de la marihuana. Si bien el cannabidiol (CBD) también es un ingrediente activo del cannabis, sus efectos en el cerebro y el cuerpo son bastante diferentes, y van desde propiedades anticonvulsivas hasta posibles efectos contra la ansiedad.

Es cada vez más claro que el THC y la conducción no se mezclan: una carta de investigación de 2018 publicada en Jama Internal Medicine reveló que las vacaciones del cannabis 4/20 estaban relacionadas con un aumento del 12 por ciento en los accidentes automovilísticos fatales (aunque ese estudio no lo hace) posible consumo de alcohol). Pero incluso entre los conductores sobrios, un estudio de enero de 2020 relacionó el uso crónico de THC con la reducción de las habilidades de conducción, especialmente en los adolescentes que comenzaron a fumar marihuana antes de los 16 años.

Sin embargo, cómo el CBD afecta la conducción es una pregunta más abierta, como se menciona en un comunicado de prensa emitido por la FDA en diciembre de 2019, dirigido a turistas cansados. La agencia advirtió a los conductores que "deben tener cuidado si planean conducir un vehículo de motor después de consumir productos de CBD". Esa advertencia se basó en la afirmación de que el CBD puede causar somnolencia, sedación o letargo, según el comunicado de prensa.

Hasta el momento, hay muy pocos estudios que examinen cómo el CBD puede afectar la conducción. Thomas Arkwell, un Ph.D. candidato de la Universidad de Sydney, ha explorado la relación entre el CBD, el THC y la conducción en un artículo de 2019 publicado en la revista Psychopharmacology. Dijo que es poco probable que el uso de CBD afecte la conducción, pero los científicos aún están investigando sus efectos porque "no estamos seguros".

"Existe alguna evidencia de que el CBD puede causar una sedación leve en dosis altas, y esto puede traducirse en problemas sutiles de conducción", dice Arkell.

La ciencia detrás del mal manejo

Las preocupaciones sobre los efectos del CBD en la conducción tienen poco que ver con su estado cannabinoide. En cambio, la preocupación se remonta al leve efecto sedante sugerido por el extracto. Ese efecto tiene un apoyo anecdótico (alrededor del 10 por ciento de los estadounidenses que informaron usar CBD para tratar de mejorar su sueño, señala una encuesta de consumidores de 2019). Ese efecto calmante también se ha observado en varios estudios anteriores, pero Arkell señala que estos solo se documentaron cuando se tomaron en dosis altas.

En contraste con la escasa investigación sobre el CBD y la conducción, la investigación sobre fármacos conocidos, como los somníferos, y sus efectos sobre la conducción es clara. Tome una revisión de 2015 publicada en The American Journal of Public Health. Ese estudio analizó los registros de colisiones de 404.171 adultos que usaron trazodona (un antidepresivo), temazepam (un somnífero recetado) y zolpidem (generalmente vendido como Ambien). Tomar cualquiera de estos tres medicamentos aumentó el riesgo de un accidente automovilístico, pero los resultados fueron especialmente sorprendentes para los usuarios de Ambien.

Los usuarios de Ambien duplicaron el riesgo de accidentes en comparación con las personas que no han consumido la droga. Los autores compararon el deterioro con un nivel de alcohol en sangre entre 0,06% y 0,11% por ciento, cerca o por encima del límite legal para conducir.

Dicho esto, existen grandes diferencias entre un medicamento como Ambien, que está destinado a noquearlo por la noche, y el CBD, donde los efectos sedantes, si se observan, a menudo se describen como leves. Sin embargo, incluso la conducción con sueño no inducida por drogas es una preocupación importante para las agencias reguladoras como los CDC.

La National Highway Traffic Association en Estados Unidos señala que 795 personas murieron como resultado de conducir con sueño en 2017, y los CDC estiman que la falta de sueño y conducir solo fue responsable de 72.000 lesiones en 2013.

Incluso una pequeña relación entre el CBD y la somnolencia, dice Arkell, es suficiente para investigar si el CBD podría ser algo que lo haga estar menos alerta mientras está en movimiento. Esa es la dirección que está tomando su investigación actualmente, aunque todavía no hay una respuesta clara.

“También nos acercamos al final de un estudio en carretera que analiza los efectos del THC y el CBD, tanto solos como en combinación, en el rendimiento de conducción en el mundo real”, dice Arkell. "¡Así que pronto tendremos una respuesta!"

Mitos sobre el CBD y la conducción

Si existen, los efectos del CBD en la conducción son probablemente sutiles. No obstante, Arkell explica que sigue existiendo un mito importante sobre el CBD y la conducción: la idea de que el CBD puede contrarrestar los efectos negativos conocidos del THC. Es cierto que la investigación sugiere que el CBD puede ayudar a compensar los efectos inductores de miedo del THC. Pero a Arkell le preocupa que esta investigación pueda traducirse incorrectamente.

"Hay mucha información errónea en Internet sobre cómo el CBD puede modular los efectos del THC, y me preocupa que esta información pueda transmitirse a pacientes de cannabis medicinal desprevenidos y otros consumidores", dice.

Afortunadamente, la investigación de Arkell, que incluyó una prueba de manejo simulada y algunos productos empapados con THC y CBD, proporciona algunas aclaraciones.

En su estudio, 14 participantes vaporizaron 125 miligramos de líquido que contenía THC pesado o partes iguales de CBD y THC. Luego, cada participante jugó un juego de carreras simulado en el que tenían que seguir las instrucciones del GPS en la carretera o en el campo. Cuando los participantes fijaron tanto el THC como el CBD en concentraciones iguales, tendieron a balancearse más durante sus exámenes de manejo y reportaron sentirse afectados hasta cuatro horas después.

"Nuestra investigación sugiere que el CBD no reduce los efectos adversos del THC, al menos no con respecto a la conducción, por lo que es importante que las personas sean conscientes de esto y puedan tomar sus propias decisiones en consecuencia", agrega Arkell.

Es importante destacar que este estudio no incluyó una condición del CBD, que según los autores se debe a que el CBD solo es "poco común en el mundo real" (aunque es probable que esto esté cambiando). Sin embargo, el equipo descubrió que cuando se administraron CBD y THC en dosis iguales, hubo niveles más altos de THC en la sangre del participante en comparación con cuando se les administró THC solo, lo que sugiere que la interacción entre CBD, THC y conducir podría ser preocupante.

Aún así, el tipo de CBD que podríamos ingerir y del que no esperamos mucho, como una bebida con gas o una gomita, probablemente no ayudará a su rendimiento en la carretera (especialmente si ya tiene una discapacidad). En cuanto a las consecuencias del uso y la conducción de CBD, si las hay, hay una variedad de investigaciones actualmente en curso para aclarar esto.

Mientras tanto, si está preocupado por sentirse somnoliento en el camino, una buena noche de descanso es probablemente el mejor lugar para comenzar.

Fuentes que incluyen inversa (EN), Marihuana Span (EN)

Artículos Relacionados

Deja un comentario